Espada Ropera y Daga


Espada de Conchas y Daga de Vela

Espada de Conchas y Daga de Vela

 

El empleo conjunto de la ropera y la daga en el siglo XVII fue la más importante de las “armas dobles” es decir la combinación de armas más en uso en ese momento histórico, dando lugar a un estilo característico de la tradición esgrimística mediterránea y española de dicho siglo.

La daga es un arma relativamente corta (dado que puede alcanzar los 50 cm de longitud) cuya principal función es la defensa, dando apoyo al arma principal que siempre es la espada. La capacidad de bloqueo y sujeción de las armas del rival la hacen una gran ayuda para el esgrimista, que, además, puede llegar a atacar con ella si el combate llega a distancias cercanas.

 

Paco Puerta y Lorena Moreno

Paco Puerta y Lorena Moreno

 

Un viajero francés escribió al respecto de su uso en Madrid:

“Y notad que cuando los españoles se baten con la espada no retroceden jamás, sino que paran el ataque que le hacéis con una daga que siempre llevan con ellos, y cuando amenazan con atacaros con ella al cuerpo, deberéis defenderos de la cuchillada, y cuando os amenacen con la cuchillada deberéis creer que os quieren atacar con la daga; y es cierto que los españoles son temibles con la espada en la mano, merced a las dagas con las que paran todos los ataques que se les hacen. Y es verdad que he visto, varias veces, a tres o cuatro españoles poner en fuga a muchos extranjeros y hacerlos correr delante de ellos como un rebaño de corderos.”